miércoles, 16 de abril de 2014

Soy feliz pintando casi mas que comiendo. En pocas palabras, se está convirtiendo en una necesidad fisiológica a demás psíquica.
Quiero que sepáis que regalo mis cuadros a cambio de un lienzo y un par de tubos de pintura al oleo para seguir pintando.





P.D.: Estoy en contra del sistema económico que reina. Está claro que los humanos como tales les importamos un pimiento y por supuesto, el planeta menos. Mientras tenga un cachito de pan, la felicidad no me la quitarán y la libertad menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario