domingo, 29 de junio de 2014

Es cuestión de palabras, y, no obstante,
ni tú ni yo jamás,
después de lo pasado, convendremos
en quien la culpa está.

¡Lástima que el amor un diccionario
no tenga donde hallar
cuándo el orgullo es simplemente orgullo
y cuándo es dignidad!



Gustavo A. Bequer

4 comentarios:

Antonio Albarrán Ortega dijo...

Esta quien es la mujer de Bequer,
Pues dile: El amor fue de los dos y dile también que la culpa fue mía.

Carlota De Valencia dijo...

Que profundidad guardan tus palabras.
Será angustia o consuelo lo que ocultan.

La mujer en el suelo derrotada está.
Sin poder alguna expresión mostrar.

Antonio Albarrán Ortega dijo...

Es una postura fetal se hace para recordar cuando se estuvo dentro del feto maternal, para evitar un dolor menstrual, para evitar el frio exterior y aumentar el calor interior, etc.

Y para abrazar el amor recibido y que perdure en un largo sueño, puede estar en el suelo ¡, en un sofá o en la cama.

La postura fetal es de la mas hermosas que hay, de las mas expresivas, nunca demuestran derrota sino mas bien el empiezo a una nueva vida.

Te dije que se lo dijeras a Bequer, pero da igual se lo diré yo.

Carlota eres una Artista.

Carlota De Valencia dijo...

Díselo tu, por favor que a mí me no hará caso.

Gracias -:)

Publicar un comentario