domingo, 4 de enero de 2015

Audrey Hepburn

Para mí, cada dibujo es una aventura. 
Sigo practicàndolo con emoción. Tengo momentos de desanimo sobre todo cuando mi mano dibuja justo lo que no quiero o, por no exagerar en sombras me quedo corta.
Sé que todo es práctica. Calculo que para dentro de tropocientos años lo haré a la perfección. No tengo remedio, me gusta e intento formarme os lo prometo. Pero la última palabra la tiene la obra final.
Este se lo dedico a mi hija. 
Aquí tenéis a Audrey Hepburn, no hay duda, ¿verdad? va en broma. 


1 comentario:

Christinia Peake dijo...

This is simply stunning. I feel you when you say that in your mind you want to draw one thing but you end up drawing something else. I really love this and the emotion is beautiful.

Publicar un comentario