sábado, 18 de julio de 2015

Un día más



Hola, mis queridos amigos.

Esta mañana, sin necesidad he madrugado.
He sentido la necesidad de fotografiar este amanecer.
He pensado mucho, en todo lo que me rodea.
No sé, porqué de mi existencia.

No sé, porqué sigue saliendo el Sol para mí.
Mi realidad es bella, aunque llore o ría.
¿Porqué estamos deliberando cada próximo paso que damos?

Muchas veces me he dejado llevar por el instinto y, en abismos me he visto.
Después, pasa el tiempo, y me pregunto si aquello realmente pasó, ya que sigo aquí.

Que laberintos recorren nuestros pensamientos.
Nunca llegamos a ningún sitio, seguimos aquí.
Risa tengo cuando me veo con 12 años.
Risa tengo de ver que no era para tanto.

Si soy un ser corriente, porque de mis inquietudes.
Viviré, lo que tenga que vivir en este sueño, que es la vida.
Pero ¿Sabéis, que es lo que más rabia me da?

No poder volver con el poder de revelar.
Me entiendes ¿verdad?
Cuando me vaya, desearía volver segundos y a mis seres elegidos, darles algo de luz.

Le tengo miedo a las religiones. Para mí, no dicen la verdad.
Temo que somos frágiles cuando las seguimos.
Dejamos de ser nosotros para servir a otros que son iguales en todo, pero con más ambición.

Son muchas las generaciones machacadas por ellas.
Somos muchos los que estamos contaminados.
Yo he creado mi propia vacuna.

Es buena y sirve para todos, pero es difícil convencer cuando tu pueblo es castigado una y otra vez.
Es más, no se debe convencer, solo amar, sonreír y querer.

Aún así, es imposible imaginar vidas destruidas. Sobre todo, cuando tú estás bien.
Desde mi rincón, llamo a Dioses. Aclamo entendimiento. Pido un mundo mejor.

No lo quiero para mí, lo quiero para los que de verdad no están bien y, ni siquiera tregua ven.

Pienso que he vivido ya una vida.
 Si con esto que voy a decir, acabara con todo el mal que triunfa, una y otra vez. Lo diré fuerte y firme.

Quiero irme ya y desde allá, ayudar.
Soy feliz, escribiendo esto.
Y sería feliz que ocurriera.

Buenas noches, desde mi sueño que es mi realidad, y que mañana salga el Sol.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Carlota querida, creo que eres más útil brindando alegría acá en la tierra que allá donde pretendes ir... me parece que aún debes adquirir más experiencia para poder irte, que aún te quedan cosas por hacer... bueno esa es mi idea. La última palabra la tendrá la energía universal que nos mueve.
Todos queremos un mundo mejor, basado en el entendimiento entre las personas, pero es muy difícil conseguir que dos seres piensen igual.
Lo importante es que mientras estemos acá, sintamos que somos felices y tener la conciencia tranquila!
Siempre me gusta leer tus reflexiones, son muy interesantes y dan motivos para razonar las situaciones que nos tocan vivir.
Un abrazo fuerte, de una argentina que te quiere! Stella.

Carlota De Valencia dijo...

Mi querida Anónima.

Lo que me pasa, es que estoy cansada de ver que lo tenemos todo en nuestras manos, tecnología, ciencia, conocimientos, personas preparadas, para que el mundo funcione a la perfección.
Busco un milagro, ya lo sé.
Pero estamos en el 2015, y el mundo sigue igual que en 1900 ¿Para que han servido estos 100 años largos? No encuentro respuesta y tampoco puedo entenderlo. Sé, que tenemos en nuestras manos toda la solución para vivir en cohesión con el Universo y que cada uno de nosotros tuvieramos un punto propio en el.
Un abrazo, y gracias por intentar aplacar mis inquietudes. Lo que sí sé, es que estoy contenta de que cuando llegue mi momento. Lo festejaré igual o más, que cada amanecer, de este sueño que vivo.

Carlota.

Publicar un comentario