miércoles, 1 de julio de 2015

¡Vale!

Tengo miedo pero siento fuerza.
Somos muchos los que nos vamos uniendo al sufrimiento que causan unos pocos. Esa fuerza que cada vez se va haciendo mas latente, no logrará doblegar jamás la vida como tal, libre y bella. 
Amigos, sé que lograremos un mundo mejor y más justo. Pero tenemos que escucharnos y apoyarnos.
Yo me uno, a reivindicar el derecho a la vida digna para todo ser viviente de este planeta.
Ahora, ser española me resulta ser una ciudadana sin identidad en una Europa extraña donde los intereses ya son indescifrables. Cuando miro a mi hermano griego veo su miedo y lo siento mío, porque yo soy el y el soy yo. 
No tenemos nada que ver con Invernalia, esto no es  Juego de Tronos.
España, hoy me has dado vergüenza con tu nueva ley para tenernos callados  y seguir jugando al monopoli. Os dejo mi testigo. No tiene buen aspecto.
¡Aguantaremos carros y carretas!





No hay comentarios:

Publicar un comentario