miércoles, 5 de agosto de 2015

Amor por los animales

Hola a tod@s.
Estos son mis mascotas, Jack y Eli.
Los quiero con locura.
Jack lo salvé de una muerte segura. Tenía un mes y pertenecía de una manada que abandonaron dentro de un contenedor de basura.
Es como un hijo más, pero de cuatro patas, je, je...
Ahora tiene cuatro años y es él, el que me cuida y no me deja ni un sólo ratito sola.
Llegó de sorpresa, Eli. Viene de cuna alta, pues tiene pedigrí. Me la regalaron, ya antes de nacer. Un hermano de la anterior camada lo encontré en un barranco perdido y lleno de  plantas de esas que pinchan. Lo rescate de entre los matorrales y después de darle agua y tranquilizarlo, lo llevé a la policía.
Llevaba chip y encontramos a su amo desesperado.
En agradecimiento a mis cuidados, en la siguiente camada, me regalaron a Eli.
He contado esto, porque tengo el corazón lleno de amor. Ellos participan de esa cantidad. En mi casa, son dos más de la familia. Doy fe, que quitan pena, y desde mi pequeño rincón, mi Blog, pido que no se abandone ningún perro. Tus cuidados por ellos te lo pagan con creces.
A lo largo de mi vida, ya son cinco perros, los que han estado a mi lado
Pues cada vez, mi amor por ellos es mayor.
Los humanos debieran respetar a los animales, cómo si fueran tesoros. No importa la especie, no importa donde vivan.
Esta entrada va por todos los animales maltratados, en peligro de caza, en peligro de extinción, abandonados y ruego al ser superior de que nos ayude a cambiar nuestra actitud y ocurra todo lo contrario.
Un abrazo a todos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario