sábado, 3 de octubre de 2015

Caída como un ángel, mi hada madrina.

Mis queridos amigos,

Tengo que deciros que nada es eterno y a veces es necesario convencerte que vives en un sueño. 

Es necesario, cuando todo se te escapa de las manos, seguir el protocolo del respeto a tu ser.

Mi destino va a ser incierto, no sé el tiempo que estaré en esta situación, ni que hará el destino conmigo. Adelanto, que lo tiene difícil.

Pero siento serenidad, quizá porque una hada madrina en forma de ángel me ha hablado.

La tristeza te llega, ves un camino difuso. Sin embargo, algo dentro de ti grita alegre. Dice la verdad y no tiene miedo.

Hoy me acuesto con mi esencia pura, sin contaminación ni dependencia. Mañana no se qué pasará, pero si he llegado hasta aquí alguna razón hay.

Comprendo que no me entendáis. Por motivos de privacidad, no puedo abrirme como quisiera.
Pero sólo el hecho de escribir estas palabras que parecen no tener sentido, me alivia.

Vivo como una reina, o eso me dice. Igual me arrepiento de lo que voy hacer. Pero si no lo hiciera me traicionaría.
Mi conciencia, es muy fuerte. A todo le da un color puro.
Pido con todas mis fuerzas que fluya de la mejor manera.
Creo en la bondad, en la verdad, en el amor, en el destino y en la vida.

Os dejo con mi hada madrina. Sé que está pensando en qué hacer para ayudarme. Le doy un abrazo por venir a mí y le doy muchos besos. Necesito darlos.

Mi hada madrina



No hay comentarios:

Publicar un comentario