jueves, 8 de octubre de 2015

Sé que mi tristeza no es en vano.

Sé que mi tristeza no es falta de realidad.

Sé que los árboles mueren de pie, los fotografió Saul Landell.


Sé que “Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar, dime mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú a donde va?” Lo dijo Gustavo Adolfo Bécquer.


Sé que el tiempo pasa por algún motivo y que sólo lo sabremos en un futuro.


Pero consuelo no tengo y me dejo llevar por lágrimas que alivian el alma dolida. Herida de muerte.


Romanticismo reina en mi ser y que Dios bendiga todo lo que reina en el.

Sin el Romanticismo no habría expresión para el amor, la vida y la muerte.





No hay comentarios:

Publicar un comentario