jueves, 14 de enero de 2016

Estado de ánimo

Romántica hasta la saciedad.

Implicada en todo aquello en lo que hago de corazón. Lo que hago obligada, lo hago, pero siempre le saco su parte positiva. Aprender.

Idealista. Mi trampa. Lo ha sido, pero he disfrutado y he sido bendecida por ello. Formar una familia y ser madre de dos hijos. Dos personas a las que admiro y respeto. Los adoro.
Cierto, tengo 53 años y he de comenzar una nueva vida. Miedos, dudas y siento mi cabeza un panal de abejas; pues cada una de ellas, es un pensamiento. No me dejan tranquila. Claro, por ello aparecen inquietudes.

Expectativas. Sí, encontrar un trabajo, que me de la oportunidad de demostrarme que he venido a este mundo no solo para ser mama, esposa y aprendiz de todo y oficial de nada.

Soy instructora de varias disciplinas deportivas y vendedora nata. Me encanta ayudar y el contacto con las personas, sobre todo atenderles oralmente. Soy una gran comunicadora.

También soy una gran autodidacta e ingeniosa.

Que más... no se me ocurre más. 

Si, muy soñadora y no me canso de buscar momentos de felicidad. En estos momentos estoy entrando en todas las bolsas de trabajo on-line. Ya veremos. Como se presenta mi vida.

Pero soy feliz. Muy feliz de seguir viva y que mis hijos cuenten con mi amor. 
Sin más, dejo esta carta para que quede un presente de mi presente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario