martes, 19 de enero de 2016

Una tarde feliz

Me gustan esas tardes donde la cabeza está relajada y no parece un panel de abejas con pensamientos que hacen ese ruido sonoro dentro.
Socorro!!! 
Pero hoy no, hoy ha sido una tarde muy buena, he escrito y he pintado.
Algo espontaneo, al óleo y que ayude a meditar mientras estás creando.
He meditado, y sí, la vida es una sorpresa continua. Por un rato he sido feliz con algo de pintura y un pensamiento muy agradable.
Aquí os dejo unos jarrones, están un poco bailarines, eso es que me he concentrado en la música. Je Je Je. 
Un abrazo muy grande.


No hay comentarios:

Publicar un comentario