miércoles, 30 de marzo de 2016

El reloj

Me encantaría saber sí los grandes pensadores logran que sus vidas tengan siempre sentido. Sus consejos me convencen pero llevarlos a la práctica, esto es otra historia.

¡Hay pensadores! estos que ven la vida de otra manera y te dicen caminos donde tú tienes el poder de escoger y ser algo más coherente con tu existencia. Por ejemplo, que resulta que tu vida se ha paralizado, entonces lees sus reflexiones para salir de ese trance donde te ves sumergido. Lo entiendes y te pones manos a la obra, pero te das cuenta que es difícil conseguir el objetivo. Piensas de nuevo y te concentras. Sabes que es cierto que el poder está en tus manos pero te sientes tocada y hundida. 

Paremos. Somos una forma de vida ¿verdad? Tres funciones necesitamos para sobrevivir. Nutrición, relación, reproducción. Es sencillo, bueno, yo también necesito Amor con mayúsculas. 
Pero que pasa con la psique.

Es compleja y te gasta malas pasadas. Sientes que tu reloj de la vida se ha parado en algún lugar y no sabes darle cuerda. 

Como estoy en ello. Me he hecho amiga del tiempo y he decidido quererme ¿os acordáis lo del Amor con mayúsculas? 
El tiempo, es una variante que para la psique no existe. Nuestros pensamientos van a una velocidad increíble y nuestro cuerpo, con su querido Ego, como que se queda atrás sufriendo desesperadamente.
Identifico mi parada en la vida como que es una transformación y que el tiempo se encargará del resto. Esperaré y descubriré poco a poco lo que venga sin pagarle con pensamientos que no cambiarán nada pero que a mí, me cuestan grandes dolores de cabeza volviéndome algo intensa y un poco ida.

Creo que soñar es mejor, pero en cosas positivas ¿OK?
Es un remedio muy económico, le das un poco de imaginación, tu respiración se vuelve más tranquila y el Ego no se aflige tanto. Pobrecito.
Tengo claro que es pequeñito, je, je, je aunque le damos una importancia, que no veas.

Os dejo con un óleo que resume un poco mi vida.
Hogar, tijeretazo, alimento y el famoso tiempo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario