jueves, 21 de abril de 2016

Ego

Ya no me miro en el espejo, ahora miro hacia mi interior.
Por fin entiendo como mi Ego me engaña y me dice lo que quiere, justo lo que no debe. Y yo voy y me lo creo ¡Socorro! ¡Que boba estoy!
Si meditamos en esta pregunta...
¿Porqué a veces me siento tan feliz cuando me miro y otras siento tristeza?
Te pillé...
No vas a lograr confundirme, Sr. Ego. Quiero encontrar abundancia en mi ser sin necesidad de algo material y sabes que sí no te hago caso sencillamente lo conseguiré.
Tengo abundancia del sentimiento de amar. Querer...
Es tan fácil...
Creo que lo estoy logrando, llegar a entender que es lo que somos en realidad y que nuestro deporte favorito es exigirnos continuamente y ¿para que? ¿para el resto de la gente? 
Si cada uno tiene su percepción y su realidad ¿que necesidad de la aprobación de los demás?
Es tan fácil...
"Haz el bien y no mires a quien"
Creo que con esto es toda la ayuda que necesito y como tengo abundancia de amor, daré todo aquello que esté en mis manos por el dolor que existe en todo el mundo. Empezaré por mí y, ¿sí todos hiciéramos lo mismo?
¿Que ocurriría?




Namasté


No hay comentarios:

Publicar un comentario