domingo, 29 de mayo de 2016

Carta a Saul Landell

Saúl Landell


Fotografía de Saul Landell.

Hola Saul,

Vives muy lejos de mí. Tanto, que un grandioso mar bravo nos separa y, gracias a las redes sociales, he tenido el placer de conocerte como fotógrafo.

Poco sé de ti, ni quiero saber. El misterio de tu ser es tan equivalente a tus fotografías. Quizá por ello las hace tan bellas ¿Que ventanas abres de tu alma para que salga esa inspiración? No, no quiero saberlo. Perdería todo su encanto. Logras composiciones tan enigmáticas y espirituales que inundas de pensamientos y sensaciones y nos dejas en un jaque mate al Rey.

Tus fotografías, son historias recreadas por tu talento, derramando generosidad para quien las observa, porque su propósito es hacer pensar. El pensamiento es tan valioso que logra llegar a nuestro interior. Y esto, se agradece Saúl porque uno, se enriquece.

Tú nos das el escenario, haces que profundicemos en lo que llevamos dentro de nuestra esencia. Nos haces más humanos sin necesidad de buscar ambientes conocidos como los se que nos bombardea en la vida cotidiana. Nos ofreces ver nuestras propias almas y con este impacto visual, nos dejas inmóviles y absortos.

Cada uno, cuando ve tu composición le inspira un sentimiento, pensamiento, llámalo como quieras, dando plena libertad a que reine la imaginación sin necesidad de un decorado conocido.

Tus máscaras, para mí son como los fantasmas que nos persiguen. A veces no podemos luchar contra ellas porque son nuestro sino. Pero tú,  haces de mensajero, pregonero para todos. Y nos cantas con esas imágenes.: ¡Todos tenemos fantasmas! ¡No estás solo! ¡Es la vida llena de misterios y laberintos!

Tu obra es un laberinto de profundas aguas revueltas. Pero, se intuyen rayos de luz que nos guían y metidos en burbujas de aire salimos para mezclarnos con la luz del Sol.

En cada fotografía tuya se ve algo diferente pero en todas, vemos nuestro interior y logras en ese preciso momento que lleguemos a la pregunta que nos tiene atrapados.

¿Qué somos y de dónde venimos?

Yo te pregunto Saul, creador de sueños y pensamientos.

¿Por qué necesitamos de máscaras  para unos y para pocos no?

No me contestes, sigue fotografiando.

Un abrazo Saul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario