domingo, 29 de mayo de 2016

¿Será mi imaginación?


Pintura realizada por Zeynep Tonyali

Ha pasado mucho tiempo cuando con tu solo presencia comenzaba mi gran aventura hacia el fuego.
Nos abrazábamos delicadamente y mi corazón latía con mas fuerza pero cuando tus manos suavemente me rodeaban mi cuello para acercar nuestras bocas, sentía que perdía el sentido.
Donde están aquellos momentos, ¿se han quedado en mi imaginación?
Momentos intensos mezclando continuamente placer y amor. Todo era pura sensualidad.
Nos conocimos sin buscarnos pero resultó ser una persecución mutua. El encuentro no fue físico sino espiritual, sin utilizar los sentidos programados para la existencia, el encuentro se realizó como si de una profecía se tratara.
Tenía que pasar. Y pasó
Tú y yo entrelazados por una atracción extraordinaria.
Demasiada pasión derramada en vano, ¿será mi imaginación?
No, no te puedes convencer de no recordar lo que viviste con tanta lujuria y deseo. No fue imaginación.
Que bella es la vida cuando cuentas con esos momentos de gran felicidad que vas acumulando en la balanza de nuestro camino por esa consciencia que a veces nos vuelve locos. Yo quisiera seguir loca.
¿Te acuerdas, cuando me decías que bromeabas conmigo mientras subíamos por la escalera? Ya arriba, juguetearíamos con nuestros cuerpos para luego lanzarnos con locura frenética dejándonos caer en el precipicio con desenfreno, amantes hasta la médula.
Si esas paredes abandonadas pudieran hablar. Contar que allí estuvieron dos amantes apasionados en el buen hacer del sexo en todo su proceder. Los gemidos de placer que llenaban el espacio resultaban una dulce melodía.
Ahora, esas paredes, deberían estar llenas de miles de plantas con flores saliendo entre los ladrillos. Y que multitud de palomas habitaran la estancia. Esa estancia alegre que nos arropó en aquellos tiempos.
Ahora las veo tristes, abandonadas. Vacías de risas, cariños, suspiros de un sexo desmesurado.
Paredes taciturnas que no recuerdan lo que vivieron. Afligida me siento de contemplarlas.
Lleno de melancolía sigue mi corazón que sigue apasionado solo con los recuerdos de aquellos momentos ¿O es mi imaginación?
Ahora lo comprendo. Esta casa, estas paredes solo tenían sentido cuando tú y yo nos cruzamos. Cuando tú y yo nos amamos.
Seguirán abandonadas. Llenándose de telas de arañas y se irán desconchando sin que nadie las arregle porque seguirá abandonada. Como abandonado quedó nuestro amor.
¿Será mi imaginación?








                                                                                                                                                           



No hay comentarios:

Publicar un comentario