sábado, 11 de junio de 2016

Desvelada

Sufro insomnio.
No me preocupa en absoluto.
Si no puedo dormir, me levanto y pinto. Siepre tengo una superficie en blanco preparada y pinturas alrededor.
Estoy en una trasformación de forma de vida. Ahora lo que me preocupaba ha quedado en segundo plano. 
Ahora intento ocuparme de mis necesidades pero dejando aparcado el miedo que continuamente me presionaba en cada acto.
Siento que no consigo asimilar del todo, mis errores. Tampoco tengo prisa.
Mis pinturas me ayudan a conseguir algo de serenidad.

Desvelada... 

Os dejo con este jarrón de cristal de Murano y unas margaritas africanas llamadas Gerberas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario