miércoles, 24 de agosto de 2016

Resurgiendo

Yo había puesto
encima de mi pecho,
un pequeño letrero que decía:
“Cerrado por demolición”.

Y aquí me tiene usted pintando las paredes,
abriendo las ventanas,
adornando la mesa con la flor amarilla
con que paga el otoño sus encantos.

Rompiendo la densa agua del mar.

Carlos Pellicer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario